El abordaje de inmigrantes ilegales a camiones llega hasta el territorio español

El abordaje de inmigrantes ilegales a camiones llega hasta el territorio español

- in Noticias
1529
0

Los transportistas tienen cada vez más problemas para encontrar compañías que aseguren la carga ante el abordaje de un polizón.

El abordaje a camiones por parte de inmigrantes ilegales que quieren llegar al Reino Unido, una práctica habitual en las inmediaciones del puerto francés de Calais, ha comenzado a realizarse en territorio español.

Tras el desalojo de la Jungla de Calais, los inmigrantes que intentan colarse en un camión para cruzar el Canal de La Mancha se han ido alejando del puerto francés y han comenzado a subirse a miles de kilómetros de distancia. En las últimas semanas, varias empresas españolas han sufrido estos asaltos cerca de la frontera con Francia.

Teniendo en cuenta que los sistemas de seguridad con que se equipan los camiones son cada vez más sofisticados y difíciles de burlar y que los polizones saben en muchos casos, cuáles son los camiones que van a viajar al Reino Unido, en el sector del transporte por carretera se comienza a hablar de “mafias” que suben a los inmigrantes ilegales a los vehículos.

Multas superiores a los 2.000 euros por polizón, sanciones al conductor y el coste de tener que destruir la mercancía dañada por un abordaje, que ronda los 6.000 euros, son sólo algunos de los daños directos que sufren los transportistas, que empatizan con la trágica situación de los inmigrantes pero consideran que las administraciones deben poner soluciones a estos problemas.

Más allá de las sanciones, el sector tiene otro grave problema, como es el hecho de que cada vez es más difícil encontrar compañías de seguros que quieran asumir el coste de asegurar la mercancía con destino Reino Unido, en el caso de que haya polizones.

Fuente : Resultado de imagen de cadenadesuministro.es

Cada polizón que invade un camión causa hasta 30.000 euros de pérdidas

Los empresarios del transporte afirman que se están encontrando a familias enteras en los figoríficos . Además de perder la carga, deben costear los daños en las puertas y las multas

La irrupción de polizones en los camiones frigoríficos que deben cruzar desde Francia a Reino Unido se ha convertido en una trampa para los transportistas de la Región. El riesgo de que los vehículos sean ocupados por inmigrantes sin papeles que son introducidos por las mafias en los camiones cargados con frutas y hortalizas ha obligado a las empresas a reforzar las medidas de seguridad para blindar la carga, dado que las cadenas de distribución británicas rechazan los productos que han estado en contacto con los invasores ante la posibilidad de que estén contaminados. A la pérdida de la carga, que llega a superar los 20.000 euros en caso de un flete de lechugas, aunque alcanzó los 70.000 en las últimas semanas debido a la escasez de la producción, se suman los destrozos en los cierres y en los dispositivos de seguridad incorporados a los vehículos, que pueden alcanzar los 2.000 euros, además de la multa de 2.000 libras (unos 2.500 euros) por polizón que impone la Policía británica.

Esto supone que la invasión de los camiones frigoríficos que deben cruzar a diario el Canal de La Mancha puede originar unas pérdidas de hasta 30.000 euros e incluso superiores, que resultan inasumibles para las empresas de transporte. Las compañías murcianas, que tienen una de las mayores flotas de frigoríficos de toda España, se sienten las más castigadas por la invasión de los polizones.

En poco días, se han localizado en la provincia de Teruel,  dos camiones, uno de una empresa  Almeriense y otra Murciana, a varios  inmigrantes ocultos en sus camiones, por lo que la pesadilla para los transportistas ya no es solo el paso fronterizo de Calais,  ahora se les añade el territorio español y frances.

El máximo responsable de la patronal del transporte ha comentado, que al encontrarse familias con hijos pequeños en los semirremolques frigoríficos, con las bajas temperaturas que deben soportar en su interior, suponen un grave riesgo para sus vidas.

«Cuando se suben no pueden saber cuánto tiempo va a tardar el conductor en volver a parar el vehículo, por lo que pueden permanecer cuatro o cinco horas dentro del camión. Estamos teniendo la suerte de que no haya muertes. Hasta ahora las únicas que se han producido ha sido a causa del calor», señalaba Pedro Díaz.

Dispositivos de detección

Aunque las compañías han reforzado las medidas de seguridad y están incorporando sistemas de detección con sensores de última generación y mecanismos de cierre especiales para blindar la carga, el presidente de la FROET asegura que al mismo tiempo que se instalan los dispositivos de protección, las mafias van desarrollando técnicas para contrarrestarlas y conseguir el acceso al interior sin que los conductores lleguen a percatarse.

Aunque el coste de las medidas de seguridad que se están incorporando a los camiones puede rondar los 2.000 euros, los representantes de la FROET aseguran que al cabo de unas pocas semanas empiezan a aparecer inmigrantes en el interior de los camiones que supuestamente eran inviolables.

A las pérdidas ocasionadas por el rechazo de la carga, que pueden superar los 20.000 euros cuando se trata de un camión de lechugas, «aunque en las últimas semanas podían alcanzar los 70.000», se suman entonces los daños ocasionados en el mecanismo de cierre, que pueden suponer otros 2.000 euros.

En caso de que el camión invadido sea interceptado en Reino Unido, la Policía británica impone multas de unos 2.500 euros por cada polizón que encuentra, lo que puede elevar el coste del estropicio a los 30.000 euros.

Las aseguradoras no responden.

Sin embargo, Pedro García se lamentaba de que el elevado riesgo de que los camiones sean invadidos en los pasos fronterizos está llevando a las compañías de seguros a desentenderse del problema para no tener que asumir las pérdidas. «No te ofrecen el seguro. Siguen cubriendo el riesgo de avería o de vuelco, pero no te aseguran contra la invasión por parte de los polizones, porque les resulta demasiado gravoso», indicaba el presidente de FROET.

La única esperanza que tienen los transportistas en estos momentos es que las cadenas de supermercados dejen de rechazar camiones enteros de lechugas o de fruta y acepten que solo tengan que destruirse los productos de los palés que han estado en contacto con los polizones.

A su juicio, puede aprovecharse el resto de la carga que no ha llegado a resultar dañada con la invasión de los inmigrantes.

Fuente : Resultado de imagen de la opinion de murcia

El abordaje de inmigrantes ilegales a camiones llega hasta el territorio español
5 (100%) 1 vote

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesa

Renfe se garantiza el monopolio en Cercanías y Regionales hasta 2027

Renfe tendrá garantizado el monopolio en la explotación