Inicio Noticias Almería se consolida como una de las grandes potencias españolas en el...

Almería se consolida como una de las grandes potencias españolas en el transporte por carretera.

Compartir
tercera provincia española
  • Almería es ya la tercera provincia española que tiene más camiones.
  • La provincia suma una flota de 8.000 cabezas y 3.500 empresas.

Imagen relacionada
El incremento continuado de las exportaciones de frutas y hortalizas –hasta los 2,5 millones de toneladas por campaña– ha propiciado una ampliación persistente de la flota hasta las 8.000 cabezas tractoras  y 10.000 camioneros y de las empresas del gremio hasta la cifra de 3.500 el último año. Almería es la tercera provincia española tras Madrid y Barcelona– en cifras absolutas de camiones y empresas, según la Federación del Transporte Fenadismer.

Sin embargo, una nueva amenaza se cierne para la cuenta de resultados de este sector tan atomizado, en el que conviven grandes grupos con autónomos y jornaleros del volante: la iniciativa francesa de imponer un impuesto (ecotasa) a los transportista que atraviesan su país y que afectará de forma directa a los costes del servicio de las empresas hortofrutícolas almerienses.

La delegación almeriense de Atralme-Fenadismer, a través de su secretaria Yolanda Aguila, ha recordado que “ya es la quinta vez que el Gobierno francés intenta establecer la imposición de la ecotasa a los camiones nacionales o extranjeros que transiten por sus vías”.

La organización insiste en su rechazo a la ecotasa francesa dado que España será uno de los países más afectados por la ecotasa y Almería una de las provincias, teniendo en cuenta que la gran mayoría de los flujos de transporte de mercancías por carretera con origen o destino a la UE, deben utilizar obligatoriamente la red viaria francesa, por la que transitan más de 100.000 camiones españoles autorizados para realizar transporte internacional, y que la mayoría de los productos españoles que se exportan tienen un bajo valor intrínseco, por lo que el establecimiento de la ecotasa provocaría un importante incremento del precio final de la mercancía al situarlo en los mercados centrales europeos, y por tanto, una pérdida de competitividad frente a los productos de terceros países.

Fenadismer considera que el sector del transporte por carretera ya aporta suficientes recursos a las arcas públicas francesas vía impuestos, ya que hay que recordar que el Gobierno francés acordó establecer en 2016 una impuesto adicional de 4 céntimos por litro sobre los carburantes, en sustitución de la fallida ecotasa, lo que le ha permitido recaudar anualmente más de 6.000 millones de euros.

Empresas hortofrutícolas expresaron ayer su malestar  por esta nueva carga impositiva y el consejero, Rodrigo Sánchez, anunció que estudiarán medidas

Otro gran problema se avecina con difícil aplicación. Se trata de una normativa comunitaria que levanta ampollas dentro el sector del transporte por carretera –del que depende exclusivamente las exportaciones de la producción almeriense de invernadero–  vive momentos de ebullición por la normativa que llega de Europa.La familiar imagen del camionero descansando en la cabina en un área de servicio de cualquier carretera puede pasar a la historia: la Comisión Europea aprobó la pasada primavera una batería de propuestas entre las que se encuentra esta medida, que debe ser refrendada ahora por el Parlamento y por los 27 países miembros.

Los comisarios ponentes han argumentado esta medida, a través del proyecto ‘Europa en movimiento, en la necesidad de mejorar las condiciones laborales de estos transportistas que obligará a las empresas a proporcionarles un alojamiento para su descanso en “hoteles decentes, dice textualmente la propuesta de la Comisión que deberá adecuarse a la normativa en los próximos años. De hecho, en algunos países como Francia y Bélgica esta medida ya se está aplicando y en Alemania empezó en mayo, aunque aún no hay una fiscalización exhaustiva de la actividad, reconocen profesionales del propio gremio.

Difícil aplicación 

Algunos de los empresarios del sector consideran que la formulación de esta iniciativa puede ser problemática en su aplicación. 

Es el caso de Miguel Ángel Fernández, de Transportes Belzunces, quien expresaba hace unas fechas que “esta propuesta es un disparate porque es complicado dejar el camión solo con una mercancía de alto valor y los seguros se encarecerán”.

La Comisión Europea pretende evitar sobre todo el abuso y la explotación que se produce con algunos conductores de Europa del Este que ‘viven’ hasta tres meses en el camión, donde desayunan, comen, cenan y duermen, sin retornar a sus domicilio.

Se trata de luchar contra ‘empresas postales que se limitan a tener un código postal y a tributar en países con menos exigencias fiscales y pagan sueldos inferiores al salario mínimo.

 

También te interesa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here