Inicio Noticias CETM y ASTIC lobos con piel de cordero

CETM y ASTIC lobos con piel de cordero

Compartir

La reunión entre asociaciones de transporte del Comité Nacional y la Agencia tributaria, la Inspección de Trabajo y la Dirección General de Transportes Terrestres no aclaró a las autoridades inspectoras que es lo que quiere el sector de su conjunto. Gracias a CETM y Astic.

La reunión, provocada por la insistencia continua del presidente de Fenadismer, Julio Villaescusa, y su organización, sirvió para aclararle a las administradores competentes bastantes aspectos de la situación del sector del transporte por carretera en España y, sobre todo, del internacional.

La Dirección General de Transportes Terrestres lograba con ello desplazar a otras administraciones el problema sobre lo que los transportistas quieren sobre las empresas buzón. 

La Inspección de Trabajo y la Agencia Tributaria llegaron sin mucha información sobre cual es el problema de las empresas buzón y se vieron sorprendidos por las explicaciones recibidas durante la reunión. 

El problema surgió de la falta de unanimidad en cuanto a qué querían los transportistas respecto a la mencionada problemática de las empresas buzón.

El Ministerio, que viene pasando la pelota a otras organizaciones al mismo tiempo que advierte de serias inspecciones sobre empresas buzón de las que nada se sabe después, puso a unos y a otros en frente para que se pusiesen de acuerdo.

El problema es que entre las asociaciones de transportistas no hay acuerdo sobre lo que quieren hacer.

Mientras que Fenadismer y su presidente son beligerantes con las empresas buzón y con la exigencia de que se empiece a contar los ocho días de forma acumulativa en el expediente de los conductores extranjeros en España –es decir, si están más de ocho días en un mes en España tengan que hacer las declaraciones como nosotros hacemos en Francia– otras asociaciones, como CETM y Astic estuvieron poniendo condiciones imposibles antes de hacer algo.

Condicionando la labor inspectora que podían desarrollar tanto la Agencia Tributaria como la Inspección de Trabajo, y no digamos ya la Dirección General de Transportes Terrestres.

CETM y Astic ponen pegas a iniciar una acción inspectora importante no vaya a ser que les vaya la mano e investiguen a todo el mundo.

El representante de CETM continuamente se ponía en lo peor. Todo con objeto de torpedear cualquier inspección. No quiere que se inspeccione a algunas empresas asociadas.

Como este planteamiento no se podía revelar delante de las autoridades de la Inspección de Trabajo ni de la Agencia Tributaria se recurrió al sofisma de que, hasta que no se resuelva la gran disparidad de convenios que hay en España, o se podía abordar qué se le debe de exigir a las conductores extranjeros que operan en España.

Así las cosas, gracias a que el presidente de Fenadismer, Julio Villaescusa, no pierde la paciencia, no se evidenció una discusión más descarnada delante de las autoridades presentes. Pero las diferencias son grandes y las acusaciones cruzadas entre las asociaciones importantes.

Al final, las administraciones entablaron también un juego de tirar cada una balones fuera, advirtiendo la Agencia Tributaria y la Inspección de Trabajo que ya hay buzones para realizar denuncias, ya que se les estaba planteando por parte de Fenadismer que había una gran grama de ilegalidades en el sector, y que hay se podían hacer las denuncias.

Vamos una posición de “si ustedes dicen que hay tanto problema, denuncienlo”.

No pareciéndole a la Dirección General de Transportes Terrestres adecuado no echar su cuarto a espadas,anunció que además de los buzones de la la Agencia Tributaria y la Inspección de Trabajo iba a organizar un canal específico de denuncias sobre las empresas buzón.

Chusca situación por la cual el Ministerio, para tirar balones fuera, y no reglamentar un sector correctamente, lo envía al cajón de sastre de los buzones denuncia. 

Fuente : Resultado de imagen de transcamion

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.