Inicio Noticias El conductor del autocar siniestrado en Tornadizos (Ávila)condenado a tres años y...

El conductor del autocar siniestrado en Tornadizos (Ávila)condenado a tres años y dos meses de prisión

Compartir
autocar-siniestrado-

El Juzgado de lo Penal de Ávila ha condenado al conductor del autobús Ramón G.S, que sufrió un accidente en Tornadizos (Ávila) en 2013 a tres años y dos meses de prisión por nueve delitos de homicidio por imprudencia grave y por trece delitos de lesiones por imprudencia grave.

En dicha condena, concurre la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal atenuante de dilación extraordinaria e indebida en la tramitación del procedimiento, prevista en el artículo 21.6 del Código Penal.

El conductor también ha sido condenado a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante cuatro años y seis meses, y a la pérdida de vigencia de los permisos de conducción.

El Juzgado de lo Penal considera probado que Ramón González, conductor del autocar siniestrado, comenzó a conducir el día 8 de julio sabiendo que tan solo había realizado un período de descanso, entre la jornada anterior y la de ese día, de 7 horas y 15 minutos, frente a las 9 horas de “período de descanso diario reducido” que debía cumplir como conductor profesional. Eso supone una disminución del 20% de la jornada de descanso.

Los hechos ocurrieron el 08 de julio de 2013, en torno a las 08.30 horas en la N-403, en Tornadizos, a seis kilómetros de Ávila, al volcar un autobús de la empresa Cevesa. Resultando nueve personas muertas y otras 22 heridas, cinco de ellas de gravedad.

Según los hechos que se recoge en la sentencia comenta que cuando circulaba por la N-403, en un tramo recto, “el vehículo que conducía el acusado comenzó a salirse de la vía, hacia su derecha, sin que se apercibiera de ello ya que sufrió una disminución en su nivel de consciencia que derivó en una disminución del estado mental de alerta circulando con el vehículo sin control, llegando a alcanzar una velocidad de entre 108.8 Km/h y 110 Km/h, superando el acusado la velocidad máxima permitida para el vehículo que conducía de 90 Km/h en un 16´92%“.

Chocando a continuación contra el talud rocoso con su parte frontal derecha y “a partir de este momento el autocar comenzó a raspar con la pared de roca durante 29´75 metros. A consecuencia de los impactos y de la fuerza centrífuga, siete pasajeros fueron expulsados fuera del vehículo, a través de las ventanas, al carecer de sujeción alguna en los asientos en los que se encontraban, falleciendo. De estos siete pasajeros, seis de hallaban en el lateral derecho del autocar. Después de ello, el autobús continuó impactando contra la pared rocosa del talud, arrancando algunas señales de tráfico, y colisionando con una barrera de seguridad metálica, hasta que el autobús se detuvo sin que el vehículo llegara a volcar“.

Respecto a la responsabilidad civil, tanto Ramón G.S como la compañía aseguradora MM Globalis y Mutua Madrileña tendrán que indemnizar de forma “directa, conjunta y solidariamente” a tres victimas con la cantidad total de 89.383,10 euros.La empresa titular o propietaria del autocar siniestrado, Cevesa,tendrá que indemnizar de forma subsidiaria a estas tres personas por la misma cantidad siempre que la compañía aseguradora no pudiera hacerlo. La Junta de Castilla y León ha sido absuelta de cualquier responsabilidad por el accidente que ocurrió en la ruta de transporte regular que une Serranillos con Ávila.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.