Inicio Noticias Europa acuerda nuevas normas para el IVA en el ecommerce

Europa acuerda nuevas normas para el IVA en el ecommerce

Compartir
normas para el IVA en el ecommerce

El 5 de diciembre de 2017, el Consejo ha adoptado nuevas normas para facilitar a las empresas en línea el cumplimiento de las obligaciones del IVA.

En el marco de la Estrategia para el Mercado Único Digital, las propuestas tienen como finalidad facilitar la recaudación del IVA cuando los consumidores compran bienes y servicios en línea.

Esta reforma de las normas adaptará nuestro sistema del IVA a la era digital”, ha declarado Toomas Tõniste, ministro de Hacienda de Estonia, que ejerce actualmente la Presidencia del Consejo. “Al reducir la burocracia, lograremos un ahorro de los costes para las empresas y un incremento de los ingresos fiscales de los Estados miembros. Esta era una de las principales prioridades de nuestra Presidencia“.

Las nuevas normas hacen extensivo el portal de la UE existente (mini ventanilla única) al registro del IVA de las ventas a distancia, y crean un nuevo portal para las ventas a distancia desde terceros países por valor inferior a 150 euros. Con ello se reducirán los costes de cumplimiento de las obligaciones del IVA para las operaciones entre empresa y consumidor.

El IVA se abonará en el Estado miembro del consumidor, lo que garantizará una distribución más justa de los ingresos fiscales entre los Estados miembros.

Además, los textos legislativos disponen que las plataformas en línea sean responsables de recaudar el IVA sobre las ventas a distancia que facilitan. Esto no estaba previsto en las propuestas de la Comisión, pero ha acabado siendo una disposición esencial del conjunto de medidas. En la actualidad la mayor parte de las mercancías importadas por ventas a distancia entran en la UE exentas de IVA, lo que da lugar a una competencia desleal para las empresas de la UE.

El fraude del IVA por ventas a distancia en la UE se calcula en 5 000 millones de euros anuales, y una serie medidas contribuirán a reducirlo.

La ventanilla única liberará a los comerciantes en línea de tener que registrarse a efectos del IVA en cada uno de los Estados miembros en los que venden mercancías. Según la Comisión, estas obligaciones cuestan a las empresas unos 8 000 euros por cada país de la UE en el que realizan ventas, y las propuestas permitirían reducir la carga administrativa de las empresas en un 95 %. La Comisión calcula que la ventanilla única generará un ahorro global de 2 300 millones de euros para las empresas y un aumento de 7 000 millones de euros de los ingresos procedentes del IVA para los Estados miembros.

Para las empresas emergentes y las pymes, las nuevas normas aportan una importante simplificación. Las empresas cuyas ventas transfronterizas en línea no lleguen a los 10 000 euros anuales podrán seguir aplicando las normas del IVA vigentes en su país de origen.

Por otro lado, las nuevas normas suprimen la exención aplicable a los envíos procedentes de fuera de la UE de valor inferior a 22 euros. Se importan libres de IVA unos 150 millones de pequeños envíos, y el sistema propicia los abusos. Mientras que las empresas de la UE tienen que aplicar el IVA con independencia del valor de las mercancías vendidas, las mercancías importadas se benefician de la exención y a menudo se infravaloran para hacerlo.

Calendario

El conjunto de medidas (una directiva y dos reglamentos) fue adoptado sin debate en una sesión del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros. El Parlamento Europeo emitió su dictamen el 30 de noviembre de 2017.

Las nuevas normas establecen el siguiente calendario:

  • Adopción, de aquí a 2019, de medidas de simplificación para las ventas de servicios electrónicos dentro de la UE
  • Extensión, de aquí a 2021, de la ventanilla única a las ventas de bienes a distancia, tanto dentro de la UE como desde terceros países, así como supresión de la exención del IVA aplicable a los pequeños envíos

La normativa establece asimismo una mayor cooperación administrativa entre los Estados miembros con el fin de acompañar y facilitar esta extensión.

Las disposiciones que se aplicarán a partir de 2021 se abordarán con mayor detenimiento en una nueva propuesta de la Comisión con arreglo a un procedimiento no legislativo. El Consejo ha aprobado una declaración en la que señala los asuntos que ha de examinar la Comisión en la fase de ejecución. Las disposiciones que se aplicarán a partir de 2019 están ya incluidas en el conjunto de medidas.

Los Estados miembros dispondrán hasta el 31 de diciembre de 2018 y el 31 de diciembre de 2020 para incorporar las disposiciones correspondientes de la Directiva a su ordenamiento jurídico nacional. El Reglamento sobre cooperación administrativa será de aplicación a partir del 1 de enero de 2021.

document

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.