Inicio Noticias Fondos buitre, al acecho de las indemnizaciones de los camioneros

Fondos buitre, al acecho de las indemnizaciones de los camioneros

Compartir

El presidente de la Federación Empresarial de Transporte de Mercancías por Carretera de Galicia (Fetram), Antonio Señarís, asegura que hay especuladores tratando de sacar tajada de las indemnizaciones que reclaman los perjudicados por el cártel del camión. “Hay algunos fondos buitre que están ofreciendo una pequeña cantidad inicial más un porcentaje de lo que se consiga en el juzgado y ellos se quedan con el resto“, explica. La oferta proporciona “algo de dinero asegurado“, añade Señarís, aunque supone renunciar a “más del 50%” de la indemnización que corresponde legalmente a los afectados. Al presidente de Fetram no le consta que los transportistas gallegos estén aceptando estas propuestas.

Las más de 5.000 reclamaciones en curso en Galicia, que solicitan cuantías de entre 8.000 y 10.000 euros por vehículo, suponen un pastel de entre 40 y 50 millones. La primera sentencia que obligó al cártel del camión a indemnizar a un afectado fue la del Tribunal Regional de Hannover (Alemania), que en enero obligó a MAN a compensar al Ayuntamiento de Göttingen.

Los transportistas gallegos denuncian el envejecimiento del parque móvil y alertan de riesgos para la seguridad

También el presidente de la federación gallega de transportistas Fetram, Antonio Señarís del Río, denuncia que la actividad de las “falsas cooperativas” y su procedimiento de compra de camiones en el extranjero provoca el envejecimiento del parque móvil gallego y español. “Están adquiriendo camiones viejos que matriculan aquí y que, al ser importados, aparecen con una matrícula que parece que fuesen nuevos cuando no lo son“, explica este representante de los transportistas gallegos.

El también líder de la asociación coruñesa Ascentra sostiene que la mayoría de los vehículos importados tiene “entre siete y ocho años” de antigüedad y que “muchos de ellos” superan los “500.000, 600.000 u 800.000 kilómetros” recorridos, por lo que sus prestaciones son muy inferiores a los del resto del parque móvil gallego. De hecho, Señarís denuncia que la actividad de estas cooperativas está provocando ese envejecimiento del parque móvil a marchas forzadas. “Antes de la crisis la media de edad de los camiones era de 8,6 años y ahora ya supera los 10. Pero hay muchos vehículos circulando por las carreteras con más de 20 años“, asevera el presidente de Fetram.

Seguridad vial 

Esta situación preocupa especialmente a los transportistas, que ven “riesgos para la seguridad vial y para los propios conductores de esos camiones” al circular por las carreteras con vehículos con peores prestaciones. “La vida útil de un camión no debería superar los siete años y, en cambio, los hay de más de 20. El riesgo de que haya accidentes es superior y se pone en peligro la vida de los profesionales que los conducen“, concluye Señarís del Río.

También te interesa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here