Inicio Noticias iContainers diseña una ‘check list’ para que las empresas exportadoras eviten retrasos...

iContainers diseña una ‘check list’ para que las empresas exportadoras eviten retrasos y multas en el envío de sus cargas por mar

Compartir
PortdeTarragonaContenedores

El examen de la mercancía en la aduana no es el principal problema con que puede encontrarse el cargador, pues sólo se inspecciona entre el 2% y el 10% de todos los envíos.

Se estima que el 95% de los daños que se producen en la carga son causados por un embalaje inadecuado o una mala estiba dentro del contenedor.

iContainers, el transitario 100% online, ha diseñado una lista de comprobación o checklist que incluye todos los trámites y cautelas que las empresas importadoras y exportadoras deben observar para prevenir retrasos, extracostes o multas en sus envíos de mercancías a través de las líneas marítimas.

La lista de comprobación, que puede ser especialmente útil para las pymes que se inician en el comercio exterior, incluye un total de cinco puntos referidos a todos los documentos y gestiones que un exportador debe realizar antes disponerse a realizar un envío de mercancía por mar.

Según iContainers, a lo largo de toda la cadena de transporte marítimo intervienen numerosas empresas y organismos oficinales, cada uno de los cuales están sometidos a sus correspondientes normativas, que deben ser conocidas y observadas por los exportadores e importadores a la hora de realizar sus envíos por mar para no incurrir en demoras, recargos o penalizaciones.

A pesar de lo que se pueda pensar, el examen de la mercancía en la aduana no es el principal problema con que puede encontrarse el cargador. Según explica Anna Mateu, directora de operaciones de iContainers, “sólo se inspecciona entre el 2% y el 10% de todos los envíos. Pero, aunque las inspecciones suelen ser aleatorias, hay determinadas rutas y mercancías en las que son más habituales”. Mateu cita el caso de las mercancías que llegan de Colombia o los productos destinados al consumo humano, que tienen más probabilidades de ser detenidos para su inspección. En este sentido, el principal problema para la experta consiste en no tener en cuenta las necesidades de la carga para pasar el despacho de aduanas.

Mateu señala que uno de los errores más comunes en que incurren los cargadores es no cumplimentar la documentación específica que requieren determinadas mercancías antes de ser introducidas en algunos países y que derivan en el pago de derechos o impuestos. En relación con este punto, recuerda la especialista de iContainers, “es importante revisar el Código HS del producto que se está enviando, ya que puede estar gravado con determinados impuestos y exigir permisos específicos”.

iContainers estima que el 95% de los daños que se producen en la carga son causados por un embalaje inadecuado o una mala estiba dentro del contenedor. “En contra de lo que suele pensarse, el contenedor sufre muchísimo movimiento, tanto en el barco, como en la terminal. Además, dentro del contenedor, se experimentan importantes fluctuaciones en la temperatura y la humedad que pueden dañar las mercancías”, explica Anna Mateu.

CheckListdeExportacin.iContainers12122017

Para prevenir esta situación, recomienda “conocer las necesidades de cada tipo de producto y asesorarse sobre la mejor manera de protegerlo. Por ejemplo, para la protección y aislamiento térmico existen diferentes opciones que pueden ser más costosas, pero evitan un potencial deterioro de las mercancías con la consiguiente pérdida económica”.

Otro error habitual es no planificar la campaña de transporte internacional con la suficiente antelación. La experta señala que “si necesitamos disponer de las mercancías el día 20, no deberíamos reservar un flete marítimo cuya fecha estimada de llegada sea el día 17 o 18. Hace falta trabajar con más margen. Existen retrasos inherentes al sector, como tifones, huracanes, etc. y por eso no podemos olvidar que los tiempos de tránsito siempre son estimados, nunca exactos”.

Además de tener en cuenta estas cautelas, iContainers aconseja mantener a buen recaudo siempre el conocimiento de embarque o bill of lading e informarse con antelación del calendario de fiestas en los países y las ciudades de destino, que pueden ocasionar el cierre de las instalaciones portuarias y, en consecuencia, el consiguiente retraso en la recepción de la mercancía por parte del cliente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.