Juzgan a dos acusados de acosar a un empleado que se quemó a lo bonzo

Juzgan a dos acusados de acosar a un empleado que se quemó a lo bonzo

- in Noticias
207
0

Los hechos están siendo vistos en el Juzgado de lo Penal número 3 de San Sebastián porque que el fallecido residía en Lasarte-Oria, se produjeron entre 2012 y 2013, años en los que el camionero firmó tres contratos distintos como conductor “con una jornada laboral de 40 horas semanales, de lunes a domingo“, según la Fiscalía.

Dos responsables de una empresa de transportes de paquetería de Cantabria están siendo juzgados en San Sebastián, acusados de hacer trabajar 14 horas diarias, en una ruta de 920 kilómetros, a un camionero que presuntamente, fruto de esta situación, se prendió fuego a lo bonzo y murió quemado en Villalón de Campos (Valladolid).

El juicio por estos hechos, “ocurridos el 23 de noviembre de 2012, cuando la víctima de 41 años, se encontraba en plena ruta, por la N-610, descendió del vehículo que conducía, se roció con gasolina y se prendió fuego“, han tenido lugar en el Juzgado de lo Penal número 3 de San Sebastián y han concluido hoy tras una primera sesión celebrada el pasado 10 de mayo.

La Fiscalía de Gipuzkoa pide dos años de cárcel para cada uno de los acusados, mientras que la acusación particular, que ejerce la familia del fallecido, demanda dos años y medio, así como una responsabilidad civil de 107.000 euros.

La madre de la víctima ha declarado “que cuando se produjeron los hechos su hijo vivía con ella porque había roto unos meses antes con su novia y que solía salir de casa entre las cinco y las cinco y media de la tarde para ir a trabajar y no regresaba nunca antes de las nueve o diez de la mañana. Ha asegurado que el trabajo era muy duro y su hijo empezó a tener problemas para conciliar el sueño pese a lo cansado que estaba y también a perder el apetito, por lo que comenzó a perder peso”.

También ha testificado la médico de familia que le atendió en dos ocasiones. En la primera visita le “habló tanto de la ruptura sentimental como del cansancio, pero en la segunda solo mencionó las largas jornadas laborales que hacía cada día”. La doctora le recetó un antidepresivo y le recomendó que cogiera la baja y solicitara apoyo psiquiátrico o psicoterapéutico, lo que él rechazó porque necesitaba trabajar, según ha relatado esta testigo, quien ha afirmado que no le consta que el fallecido padeciera patologías previas.

Por estos hechos, el Ministerio Público imputa al encargado y al administrador de la empresa un delito contra los derechos de los trabajadores por el que, además de la pena de cárcel, demanda una multa 3.600 euros.

La versión del Ministerio Público considera que, “abusando de la situación de carestía y el temor a la pérdida del trabajo que padecía” la víctima, los procesados le asignaron una ruta diaria de ida y vuelta, de lunes a sábado, “como conductor de un vehículo“, que discurría por las localidades guipuzcoanas de Irun y Beasain, Vitoria y Benavente (Zamora).

Para cumplir este programa, el perjudicado cubría 920 kilómetros diarios, “conduciendo más de diez horas, sin tener en cuenta el tiempo de carga y descarga en cada población“, circunstancia que, “aumentaba su jornada laboral” hasta “aproximadamente las doce o catorce horas“.

La Fiscalía considera que, de esta forma, los procesados, “abusando de la situación de parquedad del fallecido“, quien “superaba notablemente las 40 horas semanales” de trabajo, presuntamente “infringieron lo pactado en el contrato“, así como lo dispuesto en el Convenio Colectivo de Transporte de Mercancías por Carretera de Cantabria.

Este documento establece una jornada máxima de 40 horas, que el tiempo de conducción no exceda de las nueve horas diarias, “pudiendo llegar excepcionalmente a las diez un máximo de dos días por semana“, y que el descanso mínimo entre jornadas alcance las diez horas.

La fiscal considera que esta situación llevó a la víctima a acudir a un centro de salud mental, “debido a que su situación iba empeorando” y le estaba provocando “agotamiento físico, insomnio precoz y la pérdida de quince kilos de peso“, “aquejado de sus largas horas jornadas de trabajo“.

Las defensas ha reclamado la absolución para sus defendidos, que son hermanos, porque consideran que no ha quedado acreditado que la decisión de la víctima quitarse la vida esté vinculada a las condiciones laborales. Han señalado que su horario respetaba la legislación vigente, pues, según ha señalado una letrada, estaba “perfectamente incardinado” con el Convenio Colectivo de Transporte de Mercancías por Carretera de Cantabria, donde está la empresa, que establece para el sector de transporte por furgoneta ocho horas de conducción efectiva y cuatro de descanso en las plataformas, ha precisado.

Su compañero letrado ha advertido, por su parte, de que las causas que llevaron al trabajador a suicidarse “son inagotables” y de que además las acusaciones “han ocultado parte del cuadro” porque el fallecido tenía “otra vida” -testigos de la defensa han hablado de una estancia en la cárcel y de problemas con las drogas-

En este centro le fueron recetados dos medicamentos, y una facultativa le recomendó que se cogiera la baja, si bien el trabajador se negó “por la necesidad de trabajar que tenía“.

En este contexto, el damnificado solicitó a los dos empresarios acusados que su jornada laboral se adecuara realmente a “lo dispuesto en su contrato“, si bien los procesados le advirtieron de que “si no cumplía con su ruta sería objeto de despido“.

Con todo ello -señala la Fiscalía-, se agravó su situación, hasta que el 23 de noviembre de 2012, decidió rociarse con gasolina y prenderse fuego, acabando así con su vida, cuando estaba prestando sus servicios por Villalón de Campos (Valladolid)“.

La representante del Ministerio Público no ha encontrado, sin embargo, motivos para exigir responsabilidad civil por estos hechos, al contrario que la acusación particular, que ha pedido casi 108.000 euros, además de una multa de 5.475 euros.

fuente : Resultat d'imatges de mituin.com logo

Juzgan a dos acusados de acosar a un empleado que se quemó a lo bonzo
5 (100%) 1 vote

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesa

Los Autónomos mandan en el transporte público pesado

Las estadísticas del ministerio de Fomento reflejan que