La Guardia Civil de Tráfico de Burgos ha intervenido un inhibidor de radar en un Audi-4

La Guardia Civil de Tráfico de Burgos ha intervenido un inhibidor de radar en un Audi-4

- in Noticias
3025
0

Agentes de Tráfico de la Guardia Civil de Burgos, han detectado e intervenido en la AP-1, una sofisticada instalación oculta en un Audi A-4, que detectaba y inhibía la frecuencia de los radares de Tráfico que controlan la velocidad en carretera

Los hechos ocurrieron en un control rutinario de verificación de documentación, pararon al coche al azar, tras comprobar la documentación personal y la del vehículo, ambas en regla, al conductor se le estaba facilitando su incorporación a la circulación, cuando el agente escucho un pitido que le llamó la atención, sospechando pudiera ser el sonido del “auto-reseteo” de los detectores de frecuencia.

Con la colaboración de un técnico especialista se encontró instalado un (detector de frecuencia, un discriminador de señales y el propio inhibidor) junto con el cableado, siendo intervenidos y depositados a disposición de la Jefatura Provincial de Tráfico.

El aparato detector de frecuencia cuando encuentra la presencia de un radar, analiza el tipo de frecuencia recibida y la traslada al discriminador de señales, este analiza el tipo de frecuencia y dependiendo del tipo de señal puede actuar de diferente manera, una avisando mediante señales acústicas (pitidos) o luminosas ( luz montada en el tablier) así el conductor es conocedor de la presencia de cualquier tipo de radar con antelación., y una segunda opción es mandar una señal al inhibidor para que interfiera en el funcionamiento del radar, creando un campo magnético, consiguiendo que aunque se detecte una velocidad antirreglamentaria en el vehículo, no se reciba la información concreta, y de esta maneras la cámara no emite la fotografía.
El encendido o apagado del sistema inhibidor se efectuaba al presionar durante unos segundos el mechero del vehículo.

En España, la instalación y uso del inhibidor está totalmente prohibido,

 

2._SISTEMA_DE_APAGADO_ENCENDIDO_MEDIANTE_PULSADOR_EN_MECHERO

Ley 6/2014, de 7 de abril, por la que se modifica el texto articulado de la Leysobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, aprobadopor el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo.

«6. Se prohíbe instalar o llevar en los vehículos inhibidores de radares o
cinemómetros o cualesquiera otros instrumentos encaminados a eludir o a interferir
en el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del tráfico, así como
emitir o hacer señales con dicha finalidad. Asimismo, se prohíbe utilizar mecanismos
de detección de radares o cinemómetros.
Quedan excluidos de esta prohibición los mecanismos de aviso que informan
de la posición de los sistemas de vigilancia del tráfico.»

El conductor se enfrenta a 6.000 euros de sanción y retirada de 6 puntos, por interferir o interceptar el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del Tráfico.

Los únicos aparatos que permitidos a partir del 9 de mayo serán los avisadores, los que solo informan dónde están los radares fijos pero ni interactúan con ellos ni pueden detectar los móviles

-Avisador. Se trata de aquel dispositivo que no interactúa con el radar, sino que únicamente cuenta con una base de datos en la que figuran los radares fijos, cuya ubicación es pública, ya que están anunciados tanto a pie de carretera como en la propia página web de la Dirección General de Tráfico. Normalmente, estos dispositivos están programados de manera que avisan al conductor cuando se acerca a los radares fijos. Estos avisadores estaban hasta ahora permitidos y seguirán permitidos con la nueva ley.

-Inhibidor. Emite una frecuencia que anula la propia frecuencia que emite el radar, la pone fuera de combate, de manera que impide que el radar cumpla su función y que el conductor pueda pasar a una velocidad por encima del límite permitido sin ser detectado. Ya estaba prohibido en la ley y sigue prohibido. En concreto, su utilización se considera una infracción muy grave y está sancionada con 6.000 euros de multa y la pérdida de seis puntos en el permiso de conducir.

Sobre los conductores que instalaron este tipo de dispositivos al comprar el coche, o que incluso lo llevaban ya de serie al adquirirlo, las fuentes consultadas en la Dirección General de Tráfico aclaran que «no tienen por qué desinstalarlo. Lo que está prohibido es usarlo».

-Detector. Es un dispositivo capaz de detectar la frecuencia del radar -fijo o móvil-, aunque no la inhibe. Es decir, avisa al conductor de que hay un radar para que, si va con exceso de velocidad, aminore la marcha y pueda pasar por delante de él dentro del límite permitido. De este modo, una vez rebasado, puede volver a seguir conduciendo por encima del límite permitido.

La Guardia Civil de Tráfico de Burgos ha intervenido un inhibidor de radar en un Audi-4
5 (100%) 1 vote

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesa

“La Ruta Cero” organiza el evento del transporte y la movilidad sostenible

Será el próximo 23 de noviembre de 2017