Las pequeñas distribuidoras gallegas se enfrentan a Coca-Cola.

Las pequeñas distribuidoras gallegas se enfrentan a Coca-Cola.

- in Noticias
143
0

Galicia, la piedra en el zapato de Sol Daurella y sus planes de distribución de Coca-Cola

Coca-Cola ha levantado ampollas al querer continuar el modelo de distribución que ya había desplegado en Cataluña: asociarse con la cervecera líder, en este caso, Estrella Galicia

Tropecé de nuevo y con la misma piedra, como la canción. La piedra son los pequeños distribuidores de bebidas gallegos, pequeñas empresas familiares que surten de bebidas a la miríada de bares de las aldeas de Galicia. La que tropieza, Sol Daurella, que con la creación del gigante mundial que preside, Coca-Cola European Partners, quiso impulsar un plan para aumentar la potencia de fuego del grupo en su distribución en España. Una vez más, la historia eterna: la pequeña aldea gala contra los romanos invasores. Una multinacional que vale en bolsa 17.000 millones contra un grupo de empresas que apenas facturarán algunos centenares.

La comparación con los romanos viene que ni al pelo. Coca-Cola European Partner impulsó un plan para doblar su potencia de fuego en la distribución en España y le llamó “Quo Vadis”. La idea era muy simple: asociar la distribución de Coca-Cola con el líder cervecero de cada comunidad autónoma. En Cataluña no hubo más problema. Los Daurella son socios estratégicos de Damm. Incluso comparten al 50% la propiedad de Cacaolat.

Las distribuidoras gallegas están asociadas en Adisga, que es miembro de Fedishoreca
Así el distribuidor cervecero incluía en su cartera toda la gama de productos de Coca-Cola: Fanta, Nestea, Minute Maid, Aquarius, Mare Rosso, Nordic Mist, Burn Energy Drink, Powerade, Sprite, Aquabona, Tab, etc. Según fuentes del sector de bebidas, el plan de Coca-Cola era exportar esta operativa al resto de España. Algo que la multinacional con sede en Atlanta niega.
Todo iba bien hasta que llegaron a Galicia. Allí las pequeñas distribuidoras están asociadas en Adisga (Asociación de distribuidores de bebidas y productos análogos de Galicia), que es miembro de Fedishoreca. Desde Adisga entienden que Estrella Galicia quiere arrebatar la distribución de sus productos, quitándosela a los distribuidores que durante más de 30 años llevan haciéndola. “Y sin ningún tipo ni de justificación ni de indemnización”, según lamentan los distribuidores gallegos en un comunicado.

Ambas marcas –Coca-Cola y Estrella Galicia– suponen aproximadamente el 80% del volumen del mercado de la distribución de bebidas en la hostelería en Galicia, mientras que Adisga está integrada básicamente por pymes.

Viene de lejos

Portavoces de Coca-Cola han asegurado que “siempre se ha respetado la legalidad y vigente y que se trata de un proyecto integrador que solo se llevará a cabo de manera progresiva. Por ello, su voluntad es negociar con todas la partes implicadas y seguir generando riqueza en Galicia”. Pero lo cierto es que el año pasado ya paralizaron Quo Vadis porque Adisga hizo una consulta a la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) por vulneración de la competencia, lo que en el fondo hubiera abierto una vía legal para Schweppes y otros damnificados de la política de distribución de Coca-Cola.

Hace un año los pequeños distribuidores gallegos ya hicieron una consulta a Competencia que por el momento paralizó la ofensiva de Coca-Cola

Respecto al proceder que en esta ocasión está llevando a cabo Coca-Cola difiere del seguido el año pasado puesto que en lugar de dirigirse de manera directa a la práctica totalidad de los distribuidores, van contactando con ellos de manera escalonada. De hecho, a día de hoy, aún no han contactado con todos. De este modo evitan que los distribuidores se movilicen en masa contra las marcas como ya hicieron el año pasado”, señalan los distribuidores gallegos.

Llevar el conflicto a Madrid

Los gallegos se han mostrado como unos especialistas en llevar el conflicto a Madrid, como demostraron en el caso de la CNMC. Ahora no solo amenazan con una huelga en Galicia, también han contactado con Podemos en el Parlamento gallego para politizar este pulso empresarial, en una reunión que tuvo lugar el pasado dos de junio. Podemos y las Mareas son la vía perfecta para llegar a Podemos en Madrid, donde a Coca-Cola se la tienen jurada desde el cierre de la planta de Fuenlabrada.

La nueva estrategia de distribución de Coca-Cola en España ha tensionado la distribución de bebidas, justo a las puertas del verano, la época de mayores ventas en España. Pero en el resto de CCAA es más fácil llegar a acuerdos porque las empresas distribuidoras son menos. Pero el minifundismo gallego también se refleja en una atomización del sector de distribuidoras. Y eso hace un poco más difícil alcanzar un pacto.

Fuente : Resultado de imagen de elconfidencial.com

Las pequeñas distribuidoras gallegas se enfrentan a Coca-Cola.
5 (100%) 1 vote

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesa

Las empresas exportadoras mejoran sus perspectivas de actividad y de empleo para el próximo trimestre

Las empresas exportadoras mejoran sus perspectivas sobre evolución