Los transportistas hartos con las huelgas y ahora con el cierre de las terminales de Maersk por el virús Petya.

Los transportistas hartos con las huelgas y ahora con el cierre de las terminales de Maersk por el virús Petya.

- in Noticias
296
0

Las terminales de contenedores de Maersk en España cerradas, por el virus. Barcelona recomienda que los camiones no se acerquen a la terminal. Mañana no hay huelga selectiva, de momento, pero sí “mini” paro internacional. Habrá un paro, sin embargo, de dos horas por la convocatoria internacional. 6.000 transportistas afectados.

Antolín Goya tendrá que aceptar una nueva dilación en el proceso y tendrá la difícil papeleta de tener que suspender los paros pero preavisar unos nuevos.

Comunicado: “Durante la mañana de hoy los sindicatos hemos sido convocados por Anesco para una nueva reunión de la Comisión Negociadora que tendrá lugar el jueves 29 de junio con la finalidad de continuar con el proceso de negociación colectiva que se había visto bloqueado al presentar la patronal una propuesta que no recogía la garantía de la totalidad del empleo.
.

Desde la perspectiva sindical, la convocatoria refleja la posición de la mayoría de las empresas del sector favorable a firmar un acuerdo que incorpore la obligación de subrogación de trabajadores tal como se han comprometido individualmente durante la semana anterior.

Los sindicatos reiteraron nuestra disposición a la negociación y, para favorecer la misma, acordaron recomendar a los trabajadores que no ejerzan su derecho a huelga el día 29 de junio próximo por ser la fecha de celebración de la reunión, adoptándose la decisión que proceda respecto a la convocatoria de huelga de los días 30 de junio y 3, 4, 6 y 7 de julio, en función del resultado de la misma.

Coordinadora mantiene, no obstante, la convocatoria de huelga del día 29, exclusivamente entre las 13-14 y 19-20 horas, para respaldar la convocatoria europea realizada por el IDC de dos horas de paro en apoyo de los estibadores europeos y para mostrar el rechazo del modelo ultra-liberal de la Unión Europea”.

APM Terminals se vió ayer obligada a cerrar su terminal ubicada en el Puerto de Barcelona como la de Algeciras y sus servicios web, debido a un ataque informático masivo protagonizado por el virus Petya, variante del “ransomware” que afectó a miles de ordenadores de todo el mundo el pasado mes de mayo.

“Hemos cerrado la terminal por motivos de seguridad porque lo primero es la seguridad de nuestros empleados. Estamos intentando resolver la situación para volver a la actividad habitual”, han explicado fuentes de APM Terminals en Barcelona.

El ciberataque ha afectado a 17 terminales de carga controladas por la empresa APM –filial de Maersk– en distintos puertos del mundo, entre ellos dos de Rotterdam y el de Barcelona.

Maersk, propietaria de APM Terminals, reconoció en las redes sociales, nada más conocerse el ataque, que los sistemas informáticos de muchas de sus unidades de negocio estaban caídos y que se estaba investigando la situación. Todavía no hay información de que hayan conseguido arreglarlos.

El ataque ha sido a nivel mundial. Grandes bancos han sido afectados por el virus, aunque la gran parte de empresas son de origen ucraniano, país en el que han colapsado varios servicios públicos de relevancia como el sistema postal o la electricidad.

El Centro Nacional de Inteligencia aseguró que el nuevo ciberataque ha afectado a “varias multinacionales con sede en España”. El Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT), el organismo de la Inteligencia española dedicado a las incidenciastecnológicas, alerta de que el virus se propaga a través de las redes interconectadas.

El organismo alertó ante la detección de una campaña de ransomware que afecta a sistemas Windows, cifrando el sistema operativo o disco y cuya propagación es similar a la de WannaCry. Es decir, una vez ha infectado una máquina puede propagarse por el resto de sistemas conectados a esa misma red.

El malware utilizado en la campaña, una variante de la familia Petya, se ha detectado ya en empresas ubicadas en Ucrania y en algunas multinacionales con sede en España”, aseguró el CNI. Según el organismo, para el descifrado de los archivos, la campaña solicita un rescate en nitcoin de 300 dólares.

“Tal y como se indica en el informe de amenazas sobre ransomware, efectuar el pago por el rescate del equipo no garantiza que los atacantes envíen la utilidad y/o contraseña de descifrado, sólo premia su campaña y les motiva a seguir distribuyendo masivamente este tipo de código dañino“, sentencia el organismo.

El pasado mes de mayo, alrededor de 30.000 empresas de unos 150 países, entre ellas la española Telefónica, se vieron afectadas por un ciberataque en el que se empleó el virus “wannacry” y del se apuntó a Corea del Norte, aunque el régimen de Piongyang negó las acusaciones.

Fuente : Resultado de imagen de transcamion

Los transportistas hartos con las huelgas y ahora con el cierre de las terminales de Maersk por el virús Petya.
5 (100%) 1 vote

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesa

Basta de represión! en Global Spedition

La sección sindical de SOA en Global Spedition