A partir del mes de mayo Reino Unido, Irlanda y Dinamarca han entrado en el intercambio transfronterizo de datos sobre infracciones de tráfico

A partir del mes de mayo Reino Unido, Irlanda y Dinamarca han entrado en el intercambio transfronterizo de datos sobre infracciones de tráfico

- in Noticias
521
0

El Consejo de la Unión Europea (UE) ha adoptado una directiva para el intercambio transfronterizo de datos sobre infracciones de tráfico que permitirá que las multas por delitos cometidos en otro país comunitario lleguen a los conductores. El objetivo de la directiva es mejorar la seguridad vial y garantizar el trato igualitario de todos los conductores.

Los Estados miembros incorporaron la DIRECTIVA (UE)  2015/413 en su legislación nacional  el 6 de mayo de 2015, salvo Reino Unido, Irlanda y Dinamarca, que se les dió dos años más de adaptación.

Las nuevas reglas han entrado en vigor en todos los países de la UE a partir 6 de mayo de 2017, que se amplia el alcance de las normas existentes para incluir a Reino Unido, Irlanda y Dinamarca.

Mediante esta normativa se permite a los estados miembros de la UE acceder a los registros de vehículos de la Jefatura Central de Tráfico con objeto de llevar a cabo las indagaciones necesarias para identificar a los conductores de vehículos matriculados en España con los que se haya cometido en territorio de dichos Estados las infracciones previstas en la directiva.

El intercambio de datos afecta sólo a ocho infracciones:

  • Exceso de velocidad.
  • No utilización del cinturón de seguridad.
  • No detención ante un semáforo en rojo o en el lugar prescrito por la señal de stop.
  • Conducir con tasas de alcohol superiores a las reglamentariamente establecidas.
  • Conducir con presencia de drogas en el organismo.
  • No hacer uso del casco de protección.
  • Circulación por carril prohibido, circulación indebida por el arcén o por un carril reservado para determinados usuarios.
  • Teléfono móvil.

Las multas por estacionamiento han quedado fuera del ámbito de esta medida.

Resultado de imagen de multas en el extranjero que te llegaran a casa

¿Quitan puntos del permiso de conducir?

Si se recibe una multa de otro país por haber cometido allí una infracción,  no quitan puntos del carné! No es posible hacerlo porque no todos los países de la UE tienen el misma normativa.

¿Cómo se sabe si he sido multado? ¿Cómo pago la sanción?

Si se ha cometido una infracción de tráfico en otros países de la Unión Europea, el infractor recibirá por correo postal la noticia de que ha sido multado. La notificación de la sanción, y los posteriores recursos, se hacen en el idioma del conductor multado, no en el del país donde se ha producido la infracción.

Si llega la multa, hay que pagarla haciendo uso de los medios de abono que prevé el documento, con los descuentos previstos. Así, lo habitual es que se pueda abonar con tarjeta de crédito o mediante una transferencia bancaria. También cabe la opción de presentar un recurso, si no está de acuerdo con la sanción recibida.

¿Qué hacer cuándo se recibe una multa?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la legislación en materia de seguridad vial es distinta en cada de país. De este modo, lo que en España puede no implicar una sanción, en otros países puede que sí esté penado, y viceversa. Por eso, si se va a viajar al extranjero en coche, es recomendable informarse acerca del reglamento que existe en el país de destino.

  • Identificar al conductor si el vehículo pertenece a una persona jurídica.
  • Pagar la multa: hacer uso de los medios de pago que prevé el documento con los descuentos previstos en el mismo.
  • Presentar recurso: en este caso los motivos de recursos en muchos casos suelen ser muy reducidos (perdida de la documentación, robo del vehículo o de sus placas, venta del vehículo, identificación de otro conductor, etc.) y difieren según cada país.

Multas con carácter penal

En países como Holanda, Irlanda o Gran Bretaña, las multas tienen carácter penal y pueden ejecutarse por vía judicial. Además, también hay países en los que las sanciones de tráfico no prescriben, por lo que si no se paga la multa, el conductor puede tener problemas en un futuro si tiene que trasladarse allí a vivir. En cualquier caso, las sanciones producidas en otros países de la Unión Europea, distintos del propio, sólo implicarán un gasto monetario y no la pérdida de puntos.

¿Y si no pagamos la multa?

La consecuencia de no pagar una multa del extranjero es que se proceda al cobro de la misma a través de los mismos trámites que se imponen en la legislación española.

También existe la posibilidad de recurrila aunque es complicado ganarla y, si se pierde el recurso, se deberá abonar la cantidad íntegra de la multa (sin reducción). Acabamos con un dato que es interesante en este punto, las multas inferiores a 70€ nunca se exigirá que sean pagadas.

 

A partir del mes de mayo Reino Unido, Irlanda y Dinamarca han entrado en el intercambio transfronterizo de datos sobre infracciones de tráfico
5 (100%) 1 vote

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesa

Los eurodiputados urgen a la CE a que intervenga ante Francia por los ataques a camiones españoles

Los eurodiputados del PP han urgido a la