¿QUÉ ES UN FALSO AUTÓNOMO?

¿QUÉ ES UN FALSO AUTÓNOMO?

- in Noticias
2122
0

Un falso autónomo es una persona obligada por su empresa a darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), por lo que debe pagar las cotizaciones correspondientes, que a pesar de trabajar en una relación de dependencia para la empresa, tal y como lo vendría haciendo un trabajador por cuenta ajena bajo un contrato laboral corriente, dicho de un modo más sencillo: tú trabajas como un asalariado pero estás ‘contratado’ como si fueras un autónomo.

Esta práctica está considerada ilegal y un fraude, ya que el trabajador autónomo se encuentra en realidad en relación de dependencia y debería ser dado de alta por su empresa en la Seguridad Social.

La figura del falso autónomo ha pasado a convertirse en la del Trabajador Autónomo Dependiente (TRADE), muy relacionado también con la figura del trabajador freelance.

El Tribunal Supremo estableció unos criterios básicos que en caso de cumplirse, demuestran la relación de dependencia entre el trabajador y el empresario. Si los cumples y estás en situación de autónomo, la empresa te está engañando:

Voluntariedad: Es lo que diferencia un acuerdo o contrato de otro por imperativo legal. En esencia, lo que caracteriza a toda relación laboral.

Retribución: En el caso de los falsos autónomos, y a diferencia de un autónomo real, su retribución se deriva del carácter de ajenidad. Tanto la periodiocidad como las cantidades o posibles ‘pluses’ son estipulados por la empresa. Es decir, tu salario que definido por la organización y no por ti.

Dependencia: El trabajador está supeditado a la organización: su tiempo, horario, estructura de trabajo, tareas… Será el empresario quien establezca cómo y cuando realizar el trabajo, y no el trabajador.

Ajenidad de medios: El material con que desempeña su trabajo el trabajador o trabajadora no son de su posesión sino de la empresa. No obstante, existen casos donde el empresario ni siquiera pone su material, como es el caso de diseñadores o redactores que han de trabajar con su propio ordenador, escáner o impresoras.

En síntesis, cuando sea el empresario quien parta el bacalao, quien decida cómo, cuándo y a qué precio se realizará la tarea, nos encontraremos ante una situación clara de Falso Autónomo.
beneficios del empresario, despido libre y de paso ahorrarse los costes a pagar por sus trabajadores en la Seguridad Social
desventajas del falso autónomo,tiene el mismo trabajo que otro compañero, pero con la peculiaridad de que no tiene los mismos derechos ni amparos que el trabajador por cuenta ajena, tú trabajas como un asalariado pero estás “contratado” como si fueras un autónomo.

¿Y qué supone?

Cotización: A efectos de cotización a la Seguridad Social, aparecen inscritos en el Régimen Especial del Trabajadores Autónomos (RETA) en lugar de en el Régimen General.

Pérdida de derechos: Evidentemente, un falso autónomo tiene muy complicado hacerse con una indemnización en caso de ser despedido a no ser que demuestres tu relación laboral. No tienes vacaciones retribuidas, ni permisos retribuidos, lactancias, reducciones de jornada y demás situaciones previstas para los trabajadores por cuenta ajena, no tiene un salario mínimo,no forma parte de la plantilla de la empresa para la que sin embargo, si está trabajando.

Facturación: El falso autónomo emitirá facturas con IVA, además de un IRPF superior. Deberá presentar ante Hacienda declaraciones trimestrales y estará sujeto a otras obligaciones contables, pero, como decimos, seguirá trabajando para una empresa sin los mismos derechos que el resto.

Obligaciones: El falso autónomo deberá cumplir con las mismas obligaciones fiscales y con la Seguridad Social que cualquier trabajador autónomo, que, a diferencia de él, cuenta con plena “autonomía” a la hora de desarrollar y gestionar su actividad profesional o empresarial, además de obtener una menor protección social y laboral que si fuera un trabajador asalariado.

Normalmente cobrará menos Incapacidad Temporal. La baja se cobra según la base de cotización elegida, y la mayoría de los autónomos tienen la mínima. Además se cobra el 60% o 75% de la base, y como trabajador por cuenta ajena se puede llegar a cobrar el 100%. Las mismas desventajas se tienen en caso de Incapacidad Permanente y para la pensión de jubilación.
Si tiene que demandar judicialmente, como autónomo las demandas van por la vía civil, y no en la social que es más rápida y barata (no hay tasas ni procuradores…)
Y una de las más importantes: no tendrá derecho a paro, salvo que él mismo como autónomo haya cotizado de forma voluntaria por cese de actividad.

Trabajadores autónomos dependientes y Falsos autónomos – solucionesONG.org

get_file

Fuente :

¿QUÉ ES UN FALSO AUTÓNOMO?
Vota este artículo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te interesa

Los coches eléctricos estarán obligados a emitir ruido a partir de 2019

La llegada de los coches eléctricos supondrá un cambio en