Inicio Noticias El transporte por carretera frente a los retos de la política europea

El transporte por carretera frente a los retos de la política europea

Compartir
Right hand side Evening Traffic on the A12 Motorway through the Veluwe forest. One of the Bussiest highways in the Netherlands

El transporte por carretera llega al ecuador de 2017 viviendo un momento clave para su futuro, tanto en España como en toda Europa. En sólo una semana, la última de mayo, los transportistas han recibido los primeros detalles del ‘Paquete Comunitario de la Carretera’, el conjunto de normas con el que la Comisión Europea propone un cambio radical y sin precedentes en el sector, y el borrador del ROTT, el esperado Reglamento que ha de regular la Ley de Ordenación de Transporte Terrestre aprobada en 2013.

En Europa, las nuevas normas proyectadas por la CE están llamadas a normalizar, regular o liberalizar, depende de quien haga la lectura, los aspectos que han generado más controversia en los últimos dos años en el transporte internacional: euroviñeta, salario mínimo a conductores extranjeros, descanso en cabina, cabotaje y, en definitiva, las medidas puestas en marcha por distintas administraciones para combatir con lo que se ha denominado el ‘dumping social’: la deslocalización de empresas a Europa del Este sin otra finalidad que la de aprovecharse de los menores costes laborales de estos países.

En España, el Reglamento de Ordenación de Transporte Terrestre también marcará un antes y un después en el sector. De acuerdo con el borrador trasladado por Fomento a las asociaciones de transportistas, el texto desarrolla los nuevos criterios legalmente establecidos en relación con el cumplimiento de los requisitos de establecimiento, capacidad financiera, honorabilidad y competencia profesional.

El ‘Paquete Comunitario de la Carretera’

La Comisión Europea ha presentado recientemente, ante el Parlamento Europeo, los primeros matices del tan esperado ‘Paquete Comunitario de la Carretera’, que promete no dejar indiferente a nadie. La propuesta europea abre la puerta al salario mínimo y a la prohibición del descanso semanal en cabina, propone una mayor regulación para los vehículos de menos de 3,5 toneladas y cambia las reglas del cabotaje y de la ‘euroviñeta’, que deberá estar basada en la distancia recorrida por los vehículos bajo el principio del “pago por uso” de la infraestructura.

En lo que respecta al tan debatido salario mínimo a conductores extranjeros, las obligaciones relativas a este no serán de aplicación cuando el conductor se desplace un máximo de días al mes, que según la propuesta de la Comisión será de tres días. Además, cada país podrá decidir si lo aplica o no y, en cualquier caso, Europa aspira a reglas equivalentes y proporcionadas que no pongan en jaque la libre circulación de mercancías en el mercado único.

También se modificará el cabotaje. Las tres operaciones en una semana permitidas actualmente se eliminarán, reduciéndose el periodo de cabotaje a cinco días sin límite de operaciones. El organismo europeo fundamenta esta decisión en el hecho de que las autoridades encuentran dificultades para controlar que esta actividad se realiza cumpliendo con la legalidad. Por el contrario, con los nuevos tacógrafos digitales, sería relativamente fácil conocer si el vehículo ha pasado más de cinco días en un país donde no ha sido matriculado.

Tras varios meses de incertidumbre sobre si Europa propondría una ‘euroviñeta’ obligatoria para todos los países miembros, la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc, ha aclarado desde Estrasburgo que su implantación por parte de cada país seguirá siendo opcional, como hasta la fecha. Los países que decidan implantarla deberán estandarizar sus normas a nivel comunitario.

Dicho estándar contempla eliminar las viñetas actuales y establecer peajes basados en la distancia recorrida por el vehículo, lo que concuerda mucho más con la tan reiterada estrategia del “pago por uso” en las carreteras.

Del mismo modo, bajo el principio de “quien contamina paga”, Europa propone gravar en mayor medida a los vehículos contaminantes en estos peajes y bonificar a los sostenibles.

Por otro lado, para luchar contra el dumping social, Bruselas también considera necesario regular normas en torno al “establecimiento”. Este concepto obligará a que los vehículos estén adscritos en el país donde la empresa está establecida y “que se demuestre que hay una actividad, tanto administrativa como directiva”. En otras palabras, las empresas tendrán que demostrar que operan donde están establecidas.

Europa parece dispuesta a prohibir el descanso semanal en cabina y exigir que los conductores retornen a su domicilio al menos una vez cada tres semanas para realizar el descanso semanal.

Los más críticos con esta iniciativa entienden que se abre la posibilidad de realizar dos descansos semanales consecutivos reducidos y casi 20 días sin necesidad de un descanso de 48 horas, lo que redundaría en peores condiciones laborales para los trabajadores, según varios eurodiputados que se hacen eco de las reclamaciones de los sindicatos del transporte.

Otra novedad destacable del Paquete es que los titulares de los vehículos de transporte de menos de 3,5 toneladas de MMA estarán sujetos a idénticos requisitos de acceso a la profesión y a la actividad que los titulares de vehículos pesados, en cuestiones como la competencia profesional, la capacidad económica, la honorabilidad, el establecimiento y la limitación de cabotaje

Fuente : Resultado de imagen de aeutransmer

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.