Inicio Noticias Transportes Souto va a concurso de acreedores un mes después de parar

Transportes Souto va a concurso de acreedores un mes después de parar

Compartir
Transportes Souto comenzaron

El cese de actividad de Transportes Martínez Souto hace un mes dejó tras de si más de 15 millones de euros en deudas con empresarios y autónomos del sector, que sumados a los trabajadores propios suponen una cifra de 1.500 afectados. Esta semana, según pudo saber Atlántico, la compañía con sede en Mos presentó el concurso de acreedores en el juzgado de lo mercantil número 2 de Pontevedra, un mes después del cese de actividad y tras haber estado en preconcurso de acreedores durante tres semanas.

La multinacional Gefco asume la deuda de la compañía de transporte con las empresas subcontratadas.

El principal sindicato que está guiando a los trabajadores en su protesta, CC OO, se mostraba extrañado hasta la semana pasada por el hecho de que el concurso no se hubiese presentado antes. “Cuando estás en preconcurso es porque se supone que quieres continuar la actividad, pero la empresa mandó a los trabajadores que no siguieran“, señala Benigno Caride, responsable de transporte en el sindicato.

Según pudo saber este diario, la empresa todavía está pendiente de que el juez la admita y comiencen los trámites del concurso. En este punto se conocerán datos importantes como la deuda real de Souto y su situación patrimonial, dos de las claves que explicarían la caída de la empresa.

Gefco asume deudas

La Asociación Empresarial de Transporte de Mercancías por Carretera creó a los pocos días una plataforma de afectados que ha logrado una primera victoria. Según informa Alberto Vila, gerente de Apetamcor, han logrado que Gefco, que tenía subcontratados los servicios de Transportes Souto para la logística de PSA, ha asumido la deuda con las empresas subcontratadas a su vez por Transportes Souto, pero solo las relacionadas con la actividad de la automoción. Vila señala que desconoce la cifra exacta pagada por Gefco, aunque habla de “grandes cantidades, bastante dinero“.

Esta plataforma de afectados logró tener interlocución directa con Gefco, y la empresa aceptó pagar la parte más importante de la deuda, como mínimo el 35% de la misma en función de cada caso. Todo indica a que Gefco hará un comunicado público en las próximas semanas para explicar hasta dónde ha participado.

Gefco está obligado por la conocida como popularmente en el sector como “ley de la acción directa” a responder de estas deudas aunque ya hubiese pagado a Transportes Martínez Souto el servicio realizado incluso por adelantado. Esta norma del año 2013 establece que “en los supuestos de intermediación en la contratación de transportes terrestres, el transportista que efectivamente haya realizado el transporte tendrá acción directa por la parte impagada, contra el cargador principal y todos los que, en su caso, le hayan precedido en la cadena de subcontratación, en caso de impago del precio del transporte por quien lo hubiese contratado“.

Mientras tanto, los autónomos que se dedicaban a la paquetería “lo tienen más complicado“. La plataforma se encuentra a la expectativa de que la empresa presente o no concurso de acreedores.

Según fuentes del sector del transporte, los problemas para Transportes Souto comenzaron con la jubilación hace tres años de Dulsé Díaz, histórico director de Gefco en España. En su relevo llegó un nuevo directivo que cambió la forma de trabajar de la multinacional francesa en España y comenzó a ajustarle los precios a los socios comerciales que hasta la fecha no habían tenido que competir con otras firmas. Estas mismas fuentes señalan que el cese de Transportes Souto se produce en circunstancias similares al de Ochoa en 2012 o a la de Buytrago en 2014, ambas ya liquidadas.

Estado financiero

Los últimos datos disponibles son del año 2016, donde se refleja una situación muy deteriorada. El patrimonio neto de la empresa cayó de los 11 millones en 2012 a los 3,7 en 2016 mientras el activo cayó de 93,5 millones en 2013 a 74 millones en 2016. La ratio de liquidez de Souto en 2016 fue de 0,97, por debajo de lo recomendable; y su ratio de solvencia para ese año fue de 1, cuando los recomendado por especialistas es superar el 1,5.

También te interesa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here