Inicio Noticias Ventajas del “leasing” para las empresas de transporte

Ventajas del “leasing” para las empresas de transporte

Compartir
Ventajas del “leasing”
  • El leasing es una fórmula de arrendamiento financiero con una opción de compra final por parte de la empresa.

Y como todo modelo de adquisición o alquiler, tiene sus ventajas e inconvenientes. En Servitir te enumeramos las ventajas que tiene esta forma de financiación para los vehículos de tu empresa:

  • Se puede financiar el total de la inversión: entre los beneficios que el arrendamiento puro brinda, está la oportunidad de tener mayor liquidez, acceso a otro tipo de inversiones y no descapitalizar a las empresas, lo cual ha sido un factor importante para la esperanza de vida de las empresas.
  • Estas operaciones no forman parte del riesgo comercial financiero a efectos bancarios porque no se ha comprado el bien. Los arrendamientos operativos no agregan deudas al estado de situación financiera, por consiguiente, todo el costo es absorbido por los resultados de la compañía. Esto provoca que la empresa vea disminuida sus utilidades y, por consiguiente, pagará menos impuestos.
  • Se pueden obtener importantes ventajas fiscales, ya que el valor de las cuotas de amortización puede tomarse como gasto tributario, por lo cual el valor total de la maquinaria o equipo puede deducirse como gasto, a excepción del pago del valor residual del bien.
  • Protección contra la obsolescencia: los vehículos son un bien que al cabo de unos años pierde vida útil y valor. El arrendamiento reduce el riesgo de obsolescencia para el arrendatario y en muchos casos este riesgo pasa al arrendador en forma de valor residual.
  • Gran flexibilidad y rapidez para obtener una renovación tecnológica de los equipos o flotas de vehículos. Cómo hemos dicho, estamos protegidos contra la obsolescencia; en algunos contratos de leasing podemos obtener una renovación tecnológica de los equipos o flotas de vehículos.

Con el Leasing obtenemos diversos beneficios directos a las finanzas de la empresa, optimizamos los recursos materiales y humanos y, de igual modo, contamos con flexibilidad y no con el riesgo que supone descapitalizarnos con la compra de un activo tan grande como el de un vehículo.

Fuente : Imagen relacionada

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.